Esclerosis múltiple (E.M.)

Es una enfermedad crónica que afecta el funcionamiento apropiado de las células nerviosas del sistema nervioso central (S.N.C.) debido al daño y reducción de la mielina (una sustancia grasa que aísla la fibra nerviosa) haciendo difícil el apropiado funcionamiento del cerebro y afectando todas las funciones corporales.

Los síntomas de E.M. pueden variar de paciente a paciente.  Uno de los síntomas más serios de la enfermedad es la Esclerosis lateral Amioatrofica.

Manejo de la enfermedad

A la fecha, no se ha encontrado una cura con resultados significativos que lleven a la recuperación. Hay disponible una amplia variedad de medicinas que enlentecen le deterioro del proceso de la enfermedad y el desarrollo de discapacidad. Sin embargo la mayoría de las drogas tienen efectos adversos significativos, por lo que no se usan generalmente y son recomendados solo en casos muy serios.

Tratamiento del daño provocado por la enfermedad

Debido a que el daño causado por la E.M. no es generalmente reversible, el tratamiento de los síntomas es muy importante. Los tratamientos principales son:

1. Terapia ocupacional
2. Fisioterapia
3. Hidroterapia
4. Tratamiento de las alteraciones del lenguaje
5. Tratamiento psicológico y psiquiátrico por la depresión y presión emocional
6. Antidepresivos, para tratar el estrés, la fatiga, y la irritabilidad.

Algunos hechos sobre la enfermedad

● E.M. no es considerada una enfermedad hereditaria.  Sin embargo, los científicos apuntan a la conexión entre la
   genética y la posibilidad de desarrollar E.M. 
● Los hijos de pacientes con E.M. tienen 7 veces más probabilidad de padecer la enfermedad.
● Afecta a las mujeres con una frecuencia de 2-3 por cada hombre.
● La enfermedad es más común en Europa y América del Norte.
● La prevalencia es de 1 caso cada 1000 personas.
● La enfermedad generalmente se diagnostica entre los 25 y 45 años.

Importante: le informazioni contenute nel sito  non sostituiscono un parere medico************